Guía del Platino

El platino es un metal maleable, denso, brillante, de color blanco - plateado. En los últimos años, se ha convertido en uno de los más populares metales preciosos utilizados en joyería fina.

Durabilidad del Platino

La popularidad del platino proviene no sólo de su fascinante belleza, sino también de su practicidad. Además de su hermoso brillo y su elegante apariencia, el platino es también extremadamente resistente. De hecho, es considerablemente más durable que la plata y el oro. Plata y oro son metales relativamente suaves y maleables que pueden ser fácilmente astillados, rayados o desgastados. El platino, sin embargo, puede verse rayado o envejecido, pero el metal nunca se astillará o desgastará. Además, el platino no se deslustra, es uno de los pocos metales preciosos hipoalergénicos en el mercado y puede soportar la exposición a altas temperaturas. Cuando se trata de joyería fina, el platino es una gran opción. Como tal, la joyería de platino es especialmente recomendado para aquellos consumidores que tienen un estilo de vida activo, y buscan joyas que puedan soportar un poco de trato duro.

Color del Platino

El brillo natural de color blanco plateado de este metal precioso lo convierte especialmente en un metal atractivo. A diferencia del oro blanco, el platino es resistente a la corrosión, y ya que el color no desaparece o se desgasta, no tiene que ser chapado con capas adicionales de rodio. El versátil matiz del platino lo convierte cada vez en un metal precioso más popular, utilizado en una variedad de diseños y estilos de joyería.

Valor del Platino

El platino es también un extremadamente raro metal. Esta rareza aumenta su valor, y lo vuelve más valioso que el oro y la plata. Debido a su densidad, el platino es también significativamente más pesado que el oro o la plata; una característica que agrega valor al metal.

Aleaciones del Platino

Como la mayoría de los otros metales preciosos, el platino puro es aleado cuando se utiliza en joyería fina. Seis ligeramente diferentes metales pertenecen al Grupo de Metales del Platino (GMP): platino, iridio, paladio, rodio, rutenio y osmio. Casi toda fina pieza de joyería de platino se compone de la aleación más pura de platino: 95% de platino puro mezclado con 5% de iridio, paladio o rutenio para fortalecer el metal. Estas piezas deben estar siempre marcadas con "950 plat" o "Plat" para indicar su alta calidad.

Cuidado del Platino

Si usted prefiere su joyería de platino se vea tan brillante y nueva como sea posible, asegúrese de que está almacenada en un lugar seguro y es limpiada regularmente. La joyería de platino es conocida por desarrollar una "pátina", un resplandor difuso que puede hacerla lucir como cepillada, y si bien muchas personas disfrutan cuando tiene este aspecto, algunos prefieren un acabado más limpio. Para recuperar el brillo original, intente remoje la joyería de platino en una solución suave de agua jabonosa tibia. Si es necesario, utilice un cepillo de dientes o un cepillo de cejas, suavemente frote la joyería hasta que el metal esté limpio. De lo contrario, lleve sus joyas a un joyero local para un pulido profesional.

Visite la impresionante colección de Joyas de Platino de Zoara. Nuestros exquisitos Anillos de Platino son modernos y atemporales al mismo tiempo; nuestras Pulseras de Platino, son atractivas y chic. Ilumine su complexión con un par de Pendientes de Platino de Zoara o vaya tras nuestros Colgantes de Platino y Collares de Platino para añadir un toque de brillo a su aspecto.