Guía de Características de las Perlas

Aunque no existe ningún sistema de calificación universalmente reconocido para las perlas, seis principales factores suelen determinar el valor, la calidad y la belleza de una perla: Color, Forma, Nácar, Brillo, Superficie y Tamaño.

Ver la radiante colección de Joyería con Perlas de Zoara.

Color


El color de las perlas puede abarcar todo el espectro del arco iris. Cuando se habla de la calidad y valor de las perlas, el color típicamente se refiere a la combinación de dos factores específicos: color del cuerpo y matiz. El color del cuerpo de una perla es su principal color de base. Puede categorizarse como un tono cálido (rojo-púrpura a amarillo-verdoso) o como un tono frío (púrpura-rojizo a verde-amarillento). Matiz es el color superpuesto que parece recubrir la superficie de la perla y puede ser visto en ciertos ángulos de luz. Una perla de buena calidad muestra un profundo y bien repartido matiz.

Forma

A pesar de la general creencia, no todas las perlas son redondas. Perlas pueden formarse en una variedad de diferentes formas, incluyendo redonda, semi-redonda, forma de gota, ovalada, media-redondeada, semi-barroca y barroca. Las perlas de forma barroca son totalmente asimétricas y de forma irregular. Por lo general, las perlas más redondas se consideran de mayor calidad y mayor valor.
 
Nácar

Nácar, también conocido como madre-perla, es el material iridiscente secretado por un molusco para protegerse de irritantes, eventualmente termina creando una perla.  También recubre la superficie interior de las conchas de ostra. Está formado principalmente por carbonato de calcio y conchiolin. En términos generales, las perlas con nácar más espeso son consideradas de mayor calidad. 
 
Brillo

El brillo de una perla se refiere a su capacidad de reflejar la luz, típicamente descrito como destello o resplandor. Las perlas de buena calidad brillan fuertemente, y reflejan la luz agudamente. Si observa una perla de alta calidad, usted podrá ver su propio reflejo.  Mientras más nublosa o yesosa sea la perla, más pobre es el brillo, y más baja la calidad de la misma.
 
Superficie

Es un hecho ampliamente aceptado que ninguna perla será totalmente "perfecta", pero las perlas de la más alta calidad tienen superficies casi perfecta, limpias, y sin manchas.  Al examinar una perla, debe buscar si tiene manchas, abolladuras, grietas, decoloraciones o cualquier otra imperfección.  La superficie de una perla impacta su poder reflejante y, por lo tanto, cualquier protuberancia o defecto normalmente disminuirá su valor.
 
Tamaño

Para determinar el tamaño de una perla, su diámetro es medido en milímetros. Si la perla no es una esfera perfecta, se mide por el diámetro más corto.   Es importante recordar que el tamaño por sí solo no puede nunca determinar el valor de una perla.